FJ Soluciones

¿Qué es la Seguridad Web?

La seguridad web también se conoce como «Ciberseguridad». Básicamente significa proteger un sitio web o una aplicación web detectando, previniendo y respondiendo a las amenazas cibernéticas

Los sitios web y las aplicaciones web son tan propensos a sufrir violaciones de seguridad como los hogares físicos, las tiendas y las ubicaciones gubernamentales. Desafortunadamente, el ciberdelito ocurre todos los días y se necesitan grandes medidas de seguridad web para proteger los sitios web y las aplicaciones web de verse comprometidos.

Eso es exactamente lo que hace la seguridad web: es un sistema de medidas de protección y protocolos que pueden proteger su sitio web o aplicación web de ser pirateado o ingresado por personal no autorizado. Esta división integral de seguridad de la información es vital para la protección de sitios web, aplicaciones web y servicios web. Todo lo que se aplique a través de Internet debe tener algún tipo de seguridad web para protegerlo.

Tecnología disponible

Hay diferentes tipos de tecnologías disponibles para mantener los mejores estándares de seguridad. Algunas soluciones técnicas populares para probar, construir y prevenir amenazas incluyen:

  • Herramientas de prueba de caja negra
  • Herramientas de fuzzing
  • Herramientas de prueba de caja blanca
  • Cortafuegos de aplicaciones web (WAF)
  • Escáneres de seguridad o vulnerabilidad
  • Herramientas para descifrar contraseñas

Probabilidad de amenaza

La seguridad de su sitio web o aplicación web depende del nivel de herramientas de protección que se hayan equipado y probado en él. Existen algunas amenazas importantes para la seguridad, que son las formas más comunes en las que un sitio web o una aplicación web son pirateados. Algunas de las principales vulnerabilidades de todos los servicios basados en web incluyen:

  • Inyección SQL
  • Violación de contraseña
  • Secuencias de comandos entre sitios
  • Filtración de datos
  • Inclusión de archivos remotos
  • Inyección de código

Prevenir estas amenazas comunes es la clave para asegurarse de que su servicio basado en la web esté practicando los mejores métodos de seguridad.

Las Mejores Estrategias

Hay dos grandes estrategias de defensa que un desarrollador puede usar para proteger su sitio web o aplicación web. Los dos métodos principales son los siguientes:

Asignación de recursos: al asignar todos los recursos necesarios a las causas que se dedican a alertar al desarrollador sobre nuevos problemas y amenazas de seguridad web, el desarrollador puede recibir un sistema de alerta constante y actualizado que lo ayudará a detectar y erradicar cualquier amenaza antes de que la seguridad sea violada oficialmente.

Escaneo web: ya existen varias soluciones de escaneo web que están disponibles para su compra o descarga. Sin embargo, estas soluciones solo son buenas para las amenazas de vulnerabilidad conocidas; buscar amenazas desconocidas puede ser mucho más complicado. Sin embargo, este método puede proteger contra muchas infracciones y está comprobado que mantiene los sitios web seguros a largo plazo.

Proteger a los visitantes de los puntos mencionados a continuación:

  • Datos robados: los ciberdelincuentes piratean con frecuencia los datos de los visitantes que se almacenan en un sitio web, como direcciones de correo electrónico, información de pago y algunos otros detalles.
  • Esquemas de phishing: esto no solo está relacionado con el correo electrónico, sino que a través del phishing, los piratas informáticos diseñan un diseño que se ve exactamente como el sitio web para engañar al usuario al obligarlo a proporcionar sus datos confidenciales.
  • Secuestro de sesión: algunos atacantes cibernéticos pueden apoderarse de la sesión de un usuario y obligarlo a realizar acciones no deseadas en un sitio.
  • Redirecciones maliciosas. A veces, los ataques pueden redirigir a los visitantes del sitio que visitaron a un sitio web malicioso.
    Los piratas informáticos pueden mostrar enlaces, páginas y comentarios inusuales en un sitio para distraer a los visitantes y dirigir el tráfico a sitios web maliciosos.

 

Por lo tanto, la seguridad web es fácil de instalar y también ayuda a los empresarios a hacer que su sitio web sea seguro. Un firewall de aplicaciones web evita los ataques automatizados que suelen tener como objetivo sitios web pequeños o menos conocidos. Estos ataques nacen de bots maliciosos o malware que escanean automáticamente las vulnerabilidades que pueden usar indebidamente o causan ataques DDoS que ralentizan o bloquean su sitio web.

La seguridad web es extremadamente importante, especialmente para sitios web o aplicaciones web que tratan con información confidencial, privada o protegida. Los métodos de seguridad están evolucionando para adaptarse a los diferentes tipos de vulnerabilidades que surgen.

En FJ nos esforzamos para conseguir que tengas una web segura.